"Hemos visto un aumento de la sensación de optimismo, sentido de control y satisfacción con la vida en general'', dijo la doctora Weinberg.

"Ha ayudado a facilitar la conexión entre las personas en el trabajo y les hizo sentir más cómodo al estar allí”

"Es gratis, es fácil y cualquiera puede hacerlo. Funciona para la gente que ha estado pasando por un momento difícil y en busca de un refuerzo. Encontramos un bienestar mayor para las personas que ya estaban muy felices''.



"Hay tantas reglas en el trabajo ahora que estamos perdiendo esa conexión social. Tocar y reír son esenciales para las buenas relaciones humanas.''